Covenant Assembly
Apostolic House Church
2203 Beaver Bend Road
Houston, TX 77088
(Heather Glen Subdivision)
281-405-5002 or Pastor Deborah Garcia 281-587-1614

Es UN Conquistador


Todos han so�ado de es un conquistador. Quiz�s no un conquistador del mundo, ni de un reino extranjero, pero uno podr�an haber so�ado de conquistar otros sujetos dentro de nuestra visi�n. Algunos han so�ado las metas que conquistan o la b�squeda para el dinero ha sido su sue�o, los otros de conquistar el mundo de estrellato. Los otros tranquilos han tenido un deseo para conquistar a un amante o apenas una clase de Algebra. En el reino de Dios, hay la conquista magn�fica de desplegar antes el cristiano ambicioso. Usted ha o�do dijo, "la mente es una cosa terrible de malgastar", pero la mente �l mismo es una cosa terrible si no se conquista. La biblia dice, "el coraz�n es enga�oso sobre todo cosas y desesperadamente malvado". El coraz�n que lo habla de es la mente. La mente es un ENEMIGO peligroso, por una vez conjures arriba un deseo dentro de �l mismo hacer una cierta cosa, aunque puede estar equivocado, es la reacci�n natural de uno'coraz�n de s para tratar razonar-lejos la injusticia de la situaci�n de la mente consciente. Es's posee infamia que el coraz�n procurar� para esconder de �l mismo, para seguir su propio placer. Tome Saul, teniendo sabe la ira de Dios sobre Su gente para la desobediencia, �l desobedeci� la palabra de Dios a �l, ni una vez, pero dos veces. El hab�a o�do los cuentos de la desobediencia Israelites toda su vida. El supo c�mo que ellos gastaron cuarenta a�os en el desierto para su falta de La obediencia y la incredulidad. Todav�a �l no consider� a Dios sobre sus propios juicios. El se encontr� totalmente rechazado por Dios. La Biblia dice c�mo ir� escapamos si descuidamos la salvaci�n tan magn�fica que fue entregada primero a los santos. Los �ngeles que dejaron su primera propiedad fueron rechazados por la eternidad. Sabiendo el terror del Se�or, el Ap�stol Paul dijo, seguimos a hombres. �Si una persona embarcar conquistar el coraz�n, ellos embarcar conquistar un enemigo que es m�s peligroso a ellos que EL DIABLO, EL MISMO! �Qui�n puede entregar a un hombre de su propio auto-enga�o? �Debemos procurar para conquistar nuestro posee hace, y desea, para lo es los deseos de un coraz�n malvado que �ltimamente nos puede mandar a un infierno del ardor! La Biblia dice esa carne es la enemistad con Dios, o con la mente y hace del hombre es un enemigo al Dios en lo's el estado natural de descarriado. No puede ser Dios con sujeci�n a. Es el enemigo verdadero del hombre del Esp�ritu. Debemos tomar el cuidado magn�fico de corazones. Perm�tanos bombardear nuestro enemigo con la oraci�n, y con la Palabra y el poder de Dios, para lo son un enemigo malvado. �Conquiste el coraz�n, No LO PERMITIO ENGA�E USTED!